Depilación Eléctrica

El profesional evalúa, según la piel de cada paciente, cuál de los tres métodos utilizará

Termólisis

(Calor)

  • Se utilizan ondas de Radiofrecuencia para producir calor
  • Consiste en introducir dentro del folículo una aguja descartable muy fina, a través de la cual pasa una corriente de alta frecuencia que genera calor y destruye la raíz, sin lastimar la piel.
  • Es un tratamiento que exige buena vista, pulso y precisión; porque a diferencia del Láser se realiza pelo por pelo. Es doloroso y por eso se usa en zonas pequeñas. Se deben evitar las sesiones mayores de 30 minutos porque el trabajar con lupa agota la vista de quien lo realiza. Es un método lento porque no se pueden realizar en grandes superficies, ideal para Pelos Blancos que no son destruidos por el Láser.

Electrólisis


(Reacción Química)
  • Actúa por efecto electrolítico, genera una reacción química del sodio contenido en los tejidos.
  • Produce un efecto cáustico que permanece en el tejido coagulado.
  • Ejerce un efecto residual durante muchas horas, que termina por destruir la raíz del pelo.

Blend


(Combina Termólisis y Electrólisis)
  • Combina las dos anteriores, la radiofrecuencia o termólisis y la galvanización o electrólisis.
  • La primera es la que provee un efecto térmico inmediato, recalentando los tejidos circundantes a la aguja y coagulando el bulbo, la segunda un efecto cáustico residual.

Es muy importante la elección, pues dependerá de los resultados finales que se obtengan.

La lentitud de este método exige la aplicación de una anestesia local para que la persona pueda soportar los pinchazos.